¿Qué tan importante es la energía en el mundo?

No me imagino un mundo en el que cosas tan simples como el prender el interruptor de tu casa o incluso postear tu último viaje en Instagram no puedan ser posibles, incluso para ver esta nota has necesitado de el que quizá es el invento más polémico en el momento de su creación, pero que ha beneficiado e impactado a la humanidad como pocos.

Estoy hablando de la electricidad, un proceso tan interesante y lleno de oportunidades, pero que a su vez es un sistema tan complejo, que entenderlo desde las bases podría llevar incluso toda una vida.

De manera simplista podemos reducir la electricidad en tres puntos:

Generación

Cuando mencioné “polémico” es porque hay una férrea batalla en la invención de la electricidad. En una esquina tenemos al genio Nikola Tesla, mientras que en la otra es esquina está el hombre de negocios e inventor, Thomas Edison.

Por un lado, Tesla promovía la corriente alterna (la que se usa para transportar la energía) y por el otro se encuentra Edison promoviendo la corriente directa (la que usan las baterías de los aparatos electrónicos en su mayoría). Esta fue una guerra sucia, en donde con el objetivo de desprestigiar a su rival, Edison electrocutó elefantes con corriente alterna. Evidentemente ambas son muy usadas y dependiendo de la necesidad, una es mejor que la otra.

Transmisión y distribución

La generación eléctrica es una parte del rompecabezas, la segunda es de igual manera una tarea titánica (el mover esa energía de un punto X hasta la comodidad de nuestras casas o industrias). Y es que para aquellos que no nos encontramos trabajando en una planta de generación, se nos hace un hecho que si conectamos nuestro celular al toma corriente este se cargue.

Sin embargo, creo que es algo que hemos dado por sentado sin realmente entender el gran trabajo que hay detrás de esa carga del celular. No logramos dimensionar la complejidad detrás del viaje que hacen los electrones (“la luz” como le dice mi madre al recibo de CFE) a través de las carreteras construidas a lo largo y ancho de los países (conocidas técnicamente como líneas de transmisión y distribución).

Realmente, este enorme esfuerzo está lleno de ineficiencias en todos los sistemas de transmisión y distribución en el mundo. Solo para ponerlos en contexto y de acuerdo con datos del Banco Mundial, durante el 2014 Alemania perdió el 4% de lo que generó en transmisión y distribución, pero lo realmente preocupante son los países en vías de desarrollo.

Para muestra, la siguiente tabla presenta la situación crítica en la que los países de Latinoamérica nos encontramos.

PaísTransmisión de energía eléctrica y pérdidas en la distribución (% de producción)
Argentina15%
Brasil16%
Chile7%
Colombia11%
Honduras35%
México14%

Consumo

Después del tremendo viaje que ha tomado el electrón desde la central eléctrica hasta nuestra casa, oficina, comercio o industria; esta electricidad eventualmente se transforma en trabajo, el cuál puede servir para bombear agua, enfriar tu comida en el refri, calentarla en el horno de microondas o incluso para tareas más mundanas como el uso de redes sociales o para decirte la hora.

Sin embargo, sorprende la cantidad de energía desperdiciada en los puntos de consumo, los cuales por lo general siempre caen en el mismo listado de oportunidades de mejora.

¿Cuál es el punto de este artículo? Realmente con esta publicación no espero cambiar tu comportamiento en como ahorrar energía y por qué deberías de hacerlo; pero si busco generar interés en el tema, generar discusión y presentar oportunidades de mejora que no solo beneficien tu bolsillo sino también al medio ambiente.

Para generar interés, primero hay que dimensionar la complejidad y el trabajo que implica disponer de un kWh (unidad de energía generalmente usada para tu recibo de luz), pero sobre todo el impacto que tiene en el planeta cada uno de los kWh “que tiramos” al usarlos de manera desmedida y sin un uso racional de la energía.

Finalmente, quiero decir que hay muchas cosas que se pueden hacer en cada uno de las etapas antes mencionados para reducir las ineficiencias que tienen, pero incluso hoy en día hay manera de burlar al sistema y saltarse muchos de estos pasos, obteniendo un beneficio económico sin dañar TANTO al medio ambiente, los cuales iré tocando y explicando a detalle para que juntos construyamos un mundo con más energía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: